Estilo de vida saludable

¿Qué es la Bulimia Nerviosa?

¿Qué es la Bulimia Nerviosa?

La bulimia nerviosa es un TCA que se caracteriza por la presencia de episodios recurrentes de atracones que vienen seguidos por una serie de conductas compensatorias como vómitos, el uso de laxantes/diuréticos, ayuno o el incremento de actividad física con el objetivo de “compensar” el atracón y así evitar un aumento de peso. 

Pero, qué es un atracón exactamente? 

Una persona tiene un atracón cuando realiza una ingesta de alimentos en cantidades muy grandes y durante un corto periodo de tiempo. 

Una característica fundamental del atracón es la sensación de pérdida de control que llega a tener la persona durante la ingesta de alimentos. Las personas que sufren de atracones cuentan que no se sienten capaces de controlar la velocidad en la que comen ni las cantidades de comida que ingieren. 

Qué deberíamos saber sobre la bulimia nerviosa? 

  • Muchas personas suelen ocultar los síntomas frente a los demás y los mismos se manifiestan cuando la persona está a solas. 
  • Las personas que sufren de bulimia nerviosa suelen tener un peso normal o incluso un sobrepeso, lo cual dificulta el diagnóstico del TCA. 
  • Quienes sufren de este TCA suelen tener problemas de estreñimiento. 
  • En la bulimia observamos ciertas alteraciones fisiológicas que se pueden evidenciar en un exámen de laboratorio. 

Cuáles son los síntomas principales de la bulimia nerviosa?

  • La persona sufre de episodios recurrentes de atracones.
  • La persona tiene comportamientos compensatorios para evitar el aumento de peso, como ser: vómitos auto-provocados, uso inapropiado de laxantes o diuréticos, ayunos o ejercicio excesivo.
  • Los atracones y comportamientos compensatorios ocurren al menos 1 vez por semana durante 3 meses.
  • La percepción que la persona tiene de si misma está basada en su apariencia física y peso corporal.

Algunas señales de alerta que podrían indicarnos que una persona podría sufrir de bulimia nerviosa: 

Señales de conducta: 

  • Comer muy deprisa, comer sin tener hambre, comer a escondidas, comer hasta sentir una sensación desagradable de plenitud, consumir grandes cantidades de alimentos, largo historial de intentos de dietas fallidas, dificultad en el control en relación a la comida. 

Señales psicológicas: 

  • Baja autoestima, insatisfacción con su propia imagen corporal, sentimientos de culpa, impulsividad, inestabilidad emocional, obsesión con la comida, sensación de pérdida de control.

El tratamiento de los TCA como la bulimia nerviosa debe ser abordado por un equipo multidisciplinario compuesto por nutricionistas, psicólogos y psiquiatras entre otros profesionales de la salud.

Si te sientes identificada o relacionas a un familiar o amigo cercano con la sintomatología vinculada a la bulimia nerviosa, ¡busca ayuda!

Recuerda que los TCA tienen un mejor pronóstico cuando actuamos a tiempo y obtenemos el diagnóstico en las primeras etapas del trastorno.

El camino puede parecer largo y complicado pero créeme, existe una salida ♡

Con cariño,

Adri.

CompartirEmail this to someonePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *